Nota Editorial

Esta publicación está orientada a ser un lugar de difusión de las producciones y colaboraciones que surjan del Programa “Problemáticas Contemporáneas: Psicoanálisis, Ciencia, Ciencias Cognitivas”. Este Programa, radicado en el Centro de Estudios Interdisciplinarios (CEI) de la UNR, pretende establecer lazos y estudios de frontera en aquellos temas que tienen que ver con los procesos mentales propios de la naturaleza humana. Es evidente que la ciencia contemporánea ha producido avances significativos en la comprensión del funcionamiento del cerebro y uno de sus hallazgos más significativos para nuestros intereses, es la capacidad del mismo de ser moldeado socialmente. Por esa razón se lo ha llamado un “órgano social”.
El Psicoanálisis, a partir del interrogante que la clínica le planteaba, construyó hipótesis y teorías sobre el funcionamiento del aparato mental. Para entender la particularidad de cierto sufrimiento humano, que no obedecía a razones de índole orgánica, o que era claramente producto de conflictos y pérdidas en los lazos que dan sentido al mundo de las relaciones humanas, tuvo que diseñar hipótesis sobre el funcionamiento de la memoria, de las representaciones, de la percepción, etc. El diseño realizado del llamado “aparato psíquico” tuvo que abordar temas propios y tradicionales del campo psicológico, pero no lo hizo como la psicología de la época, centrada en exceso en “lo que sucede en la cabeza del individuo”, y si puso énfasis en la naturaleza dependiente del semejante y en la posibilidad de intervenir a través del modo fundamental de vínculo humano, que es la palabra. Justamente en lo que hoy las neurociencias (disciplina central en la Ciencias Cognitivas) enfatizan en llamar el “órgano social”, para destacar una de las principales cualidades del cerebro. Por lo tanto, se puede ver que el psicoanálisis, desde las demandas propias del campo médico, converge con la idea de maleabilidad de las representaciones que hoy propone las neurociencias. Esa convergencia permite pensar que los estudios psicoanalíticos son abordajes de un nivel más elevados que los que realiza la neurociencia, pero también permiten aventurar que ambos enfoque contribuyen a sumar conocimiento sobre la complejidad de la naturaleza humana.
Este es el objetivo. Ofrecer un lugar en el cual puedan expresarse las ideas que puedan ayudar a vincular estas áreas con un enfoque interdisciplinario.